Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer puré de tu bebé

El primer puré de tu bebé

Entre los cuatro y los seis meses, el bebe abandona la lactancia exclusiva para comenzar a probar nuevos alimentos. Entre ellos están las verduras y hortalizas que, en forma de puré, le abren un nuevo abanico de sabores y le invitan a experimentar con nuevas texturas. Una correcta selección de los ingredientes es clave para conquistar su estómago.

Sobre los cuatro-seis meses, el aparato digestivo del niño está más maduro y, por tanto, preparado para empezar a introducir nuevos alimentos y acostumbrarse a nuevos sabores. Las verduras y hortalizas suaves serán los primeros ingredientes que te recomendará tu pediatra:

  • Lo habitual es comenzar por hortalizas como las patatas, las zanahorias, el puerro y la judía verde. Todas ellas tienen en común que son de fácil digestión, su contenido en fibra no es excesivo y su sabor es delicado. Se pueden añadir verduras como la calabaza o el calabacín a partir de las 4-6 semanas de haber empezado con las anteriores.
  • Puedes empezar preparando los purés con una base de patata y añadiendo una de estas hortalizas cada vez para que, si le sienta mal, puedes identificar fácilmente cuál es la causante del malestar.
  • A la hora de prepararlo, cuida que los ingredientes estén bien frescos para que conserven todos sus nutrientes en perfecto estado.
  • Sé escrupulosa a la hora de lavar y pelar las verduras para que no haya restos de tierra ni de residuos químicos. Intenta cocinarlas con el agua justa y en poco tiempo para que el puré conserve más nutrientes.
  • Una vez que lo hayas triturado, añade una cucharada de aceite de oliva crudo para mejorar su textura y sabor.

Recuerda que es normal que los primeros días solo coma unas cucharadas, a esa edad se cansan enseguida. Si no hay forma de que se lo tome, vuelve a hacerlo solo de una sola verdura, por ejemplo de zanahoria, que es más dulce o añade un poco de su leche habitual para que el sabor no le resulte tan extraño.

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto